EL VERANO, LA MEDICINA TRADICIONAL CHINA Y RECETA PARA UN CORAZÓN SANO

Hola…Como la semana pasada entramos oficialmente en el verano (creo que lo hemos notado todos…) y en un comentario al blog hace semanas Ana me pedía que hablara un poco más de la medicina tradicional china, aprovecho este post para tratar ambas cosas.

Ya os contaba en los dos posts que hice en primavera (“La Primavera la sangre altera” y “Primavera (segunda parte) y receta para un hígado sano”) un poquito sobre las estaciones del año, las energías que se manifiestan en la naturaleza dependiendo de la época del año en la que estemos y cómo estamos nosotros en función de cada energía, todo, desde el punto de vista de la medicina tradicional china.

Es curioso cómo el concepto de medicina es muy diferente en Oriente, si lo comparamos con Occidente… O por lo menos antes lo era…Muy antiguamente, las familias orientales contrataban a un médico para que velara por la salud, a todos los niveles (físico, mental, emocional y espiritual), de todos los miembros de la casa, los cuales debían seguir sus recomendaciones para vivir con salud y equilibrio, y si alguno de ellos enfermaba, era entonces cuando el médico no cobraba hasta que averiguaba qué había pasado, daba los consejos oportunos que el enfermo debía de seguir y volvía al equilibrio. Como veis, una visión muy distinta de la que tenemos ahora, que nos cuidamos más bien poco, y sólo ponemos especial atención y esfuerzo cuando nos ponemos realmente enfermos… Y cuando nos recuperamos, muchas veces volvemos al mismo funcionamiento anterior.

En primavera entraba la energía Madera, y ahora en verano, según la medicina china, entra la energía llamada Fuego en la naturaleza y también en nosotros, ya que formamos parte de ella. Es la que se corresponde con el clima más seco, más caluroso y el de más alta energía de todos. Por ello produce en la naturaleza y en nosotros el efecto de máxima expansión, ya que al hacer más calor todo vibra más rápido (las plantas crecen más deprisa, crecen más flores y frutas más grandes).

La energía Fuego libera luz y calor, es expansiva, por lo tanto es la energía que a nosotros nos hace estar despiertos y conscientes en el presente, y nos da la capacidad de expresarnos y de brillar. El Fuego controla la temperatura de nuestro cuerpo, en concreto el calor, y los órganos que ayudan a esto y a todo lo anterior son el corazón e intestino delgado. Por ello hay que prestarles especial atención en verano.

El corazón es el motor de nuestra vida y la “casa” de nuestro mundo emocional, así que fijaos si es importante que esté sano…Es buen momento ahora para plantearnos si lo está, no sólo físicamente, si no emocionalmente también, ya que la mejor receta para tener un corazón sano es vivir en coherencia con él y con lo que nos palpite. Porque no olvidéis nunca que nuestro entorno y ”lo de fuera” reflejará siempre cómo esté nuestro corazón. Si nosotros nos queremos y nos respetamos nuestras relaciones con los demás se basarán en el respeto y el amor mutuo, pero si somos duros e irrespetuosos con nosotros mismos “lo de fuera” también será duro y sin sentido…

Por todo esto es muy importante que seamos felices, que conectemos con nuestra verdadera esencia, con mi Yo Soy (primer post de este blog), en definitiva, que vivamos en paz con nosotros mismos y con la vida.

La alimentación es una de las cosas que nos puede ayudar a tener nuestra energía Fuego equilibrada y nuestro corazón e intestino delgado sanos. En esta época es muy bueno aumentar el consumo de verduras como las judías verdes, alcachofas, remolacha, coles, brócoli, canónigos, rúcula y endivias. Y todas las que le van bien al hígado, ya que también le van bien al corazón (ver post anteriores de la Primavera).

Os dejo por aquí una receta muy sencilla y sana para el verano…

ENSALADA DE PASTA CON VERDURAS DEL CORAZÓN

Cocemos en agua pasta de espelta (de venta en herbolarios) y reservamos.

En una fuente ponemos tomate ecológico en trozos pequeños, rúcula y/o canónigos, judías verdes (previamente cocidas) cortadas también en trozos pequeños, aceitunas negras sin hueso y cortadas por la mitad y un poco (que sea poco) de queso fresco de cabra suave cortado en dados.

Añadimos la pasta y aliñamos con aceite de oliva, un poco de vinagre ecológico de manzana y una pizca de sal.

Es importante que utilicemos ingredientes de buena calidad para esta ensalada. ¡Espero que os guste!

Todo esto más extendido y muchas más cosas son las que vemos en los talleres que imparto de “Las 5 Energías de la Vida”, que reanudaré después del verano, empezando con la energía del otoño. Y también y de una forma mucho más personalizada en las consultas del Ki de las 9 Estrellas y Alimentación Consciente. Tenéis toda la información si desplegáis el Menú en la parte superior de esta página o pinchando en los enlaces anteriores.

Y como para nuestro corazón también es muy sano el agradecimiento, no quiero terminar el post de hoy sin agradeceros (de corazón ¡por supuesto!), los muchos whatsapp que me enviáis de cariño con respecto a este blog. Que os guste tanto y que os ayude me hace muy feliz. E igualmente cuando me lo decís en persona. Os sigo animando a que escribáis más en “Comentarios” de este blog , para interactuar más con vosotros, e intento contestaros siempre. De igual forma, MIL GRACIAS.

Y una última recomendación para vuestra energía Fuego…Que disfrutéis mucho de la vida, que riais mucho, que cantéis y que bailéis. La risa, el cantar y bailar son pura medicina para el corazón.

Así que os deseo un verano estupendo y que la Fuerza de vuestra energía Fuego y de vuestro corazón os acompañe siempre.

Yo estaré por aquí la próxima semana. ¡Hasta la semana que viene!

Compartir

6 comentarios sobre “EL VERANO, LA MEDICINA TRADICIONAL CHINA Y RECETA PARA UN CORAZÓN SANO

  1. Aiiiii el corazón que hablamos como si fuera una “figura” externa a nosotros y es nuestro guía, lo más sagrado…!!me emociona cuando me pone delante de las narices lo que mi ego no me deja ver…
    Gracias por recordármelo Virginia ❤️❤️
    Un abrazo Bella!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × tres =