EL CAMINO DEL NO-SABER

Es curioso que después de dos años exactos sin hacer ninguna entrada, vuelvo, ¡por fin!, a escribir en este Blog y además con este titular.

Mi vida exteriormente parece no haber cambiado mucho, pero mis movimientos internos en el último año han sido muy potentes e importantes para mí. Quizás por ello es ahora el momento de retomar este Blog, con una visión y perspectiva diferentes en bastantes cosas, y poder así “bucear en otras aguas”.

La publicación de este post coincide con el primer domingo de Cuaresma, tiempo que rememora los 40 días que Jesucristo estuvo en el desierto antes de su ministerio público.
Este es un tiempo de reflexión, de caminar hacia nuestro Ser, de encuentro con Dios y con su plenitud. Es el tiempo de caminar hacia Dios y permitir que sea morada en nosotros. Así lo escribió San Juan en su Evangelio:

“…Y dijo Jesús: Si alguno me ama, guardará mi Palabra, y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada en él.”

Me asombro muchas veces de la cantidad de resistencias que tenemos para permitir esto. De lo que nos cuesta dejar que la Gracia Divina, el Espíritu, entre en nosotros. Y no estoy hablando de religión, estoy hablando del camino del Ser, el de la conexión y el descubrimiento de la mejor versión de tí, ese camino que yo ahora descubro y experimento también como el camino del no saber…

Desde nuestro ego y nuestra mente más racional todo pretende ser controlado de antemano, se dan de lado nuevas experiencias, volviendo cualquier proceso rígido, de gran dureza y sin opciones de cambio ni solución muchas veces (así es como lo ve nuestro ego). Desde nuestro Ser todo esto cambia, y mucho…

Escuchar y atender lo que tu corazón siente es la brújula que nos guía hacia el camino del Ser. Un camino lleno de nuevas posibilidades, opciones que antes no veíamos, donde todo es mucho más fácil, con mayor plenitud y sin sufrimiento añadido. Pero hay algo que no nos cuentan sobre él, y es que tiene etapas que serán un “desierto” para nosotros. Al igual que el Maestro Jesús, seremos tentados a abandonarlo sin atravesarlo, a elegir otras vías de escape más fáciles aparentemente (y más seductoras por supuesto), pero que serán “pan para hoy y hambre (y sufrimiento) para mañana”.
La aceptación del camino del no saber conlleva que no podemos tener absolutamente todas las respuestas en el momento. Implica grandes dosis de valor, confianza, de capacidad de fluir en lo que irá viniendo y mucha, mucha fé. Porque la fé también atraviesa sus desiertos. Como decía mi querido San Juan De la Cruz, “la fé es oscura como noche…”. Pero hay otra cosa que tampoco suelen contarnos, y es que el desierto no es tan malo, ni mucho menos. Que es más llevadero de lo que pensamos, hasta llegas a estar cómoda en él, el tiempo que sea necesario. El secreto está en ese “click” mental que permite aceptar que estamos en el camino del no saber, transitándolo con mucha templanza y paciencia, respetando nuestros tiempos (los de cada uno, que son únicos y diferentes para cada persona). Y desde ahí podremos crear nuestra realidad en unión con Dios.

Comparto con vosotros la imagen de un cuadro que tengo en casa que me encantó desde que la ví y ahora entiendo el por qué…

No puedo terminar este post sin nombrar a unos seres de luz maravillosos que me han ayudado de una manera asombrosa a atravesar mis desiertos cuando ha sido necesario, sosteniéndome en momentos difíciles. Así ha sido y así lo he sentido. Son, entre otros, mis Ángeles de la Guarda y mis guías, especialmente los Arcángeles Miguel y Rafael. Ellos forman equipo muchas veces, y con ellos hemos co-creado este Taller del próximo 25 de Febrero.

La vida está muy viva y de nuevo me ha traído a este Blog. Mientras no me lleve por otro lugar, aquí seguiré escribiendo una vez al mes.
Espero que te haya gustado y sobre todo que te ayude. Puedes dejarme un comentario y así podemos compartir. Y suscribirte al Blog para que te llegue notificación al correo de nuevos posts (si estabas suscrito anteriormente, debes hacerlo de nuevo porque por un problema que tuvo la página se anularon todas las suscripciones).

✨Gracias por estar y Ser✨

Compartir

8 comentarios sobre “EL CAMINO DEL NO-SABER

    • Muchas gracias María José por tus palabras. No imaginas lo importante que es para mí que hayas usado el término “puente”. Es muy bonito cuando podemos enriquecernos todos, los unos de los otros en un equilibrio. Un abrazo 🤗 💕

  1. Inmensax agradecida por tu vuelta 🙏.
    Increíble lo que escribes, vienes con gran fuerza para empezar..😊. He hecho captura para poder tenerlo a mano y leerlo porque TODO lo que leía me llegaba, resonaba y a la vez me sirve de luz en el día a día.
    «Escuchar y atender lo que tú corazón siente es la brújula y guía hacia el camino del Ser «.
    MARAVILLOSO. Gracias Virginia ❤️

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − tres =