SER EL SER QUE SOMOS…

Es curioso ver y sentir cómo dependiendo de la época del año en la que estemos nuestras sensaciones y necesidades físicas y emocionales cambian.
Estamos inmersos en la segunda parte del Otoño, y nosotros, al igual que los árboles y las plantas, hacemos un movimiento de recogida de energía y de Ki (nuestra fuerza vital interior) en este período. La Naturaleza nos sigue llevando mucha ventaja, como siempre, porque no tiene la resistencia que tenemos nosotros al cambio, ni pone excusas ni pretextos a la hora de poder hacer cosas para estar mejor. La Naturaleza se hermana de forma muy inteligente, cambia y se transforma. Lo nuestro, en muchos casos, es otro cantar…

Dicen los orientales que en la vida, en la Naturaleza y dentro de nosotros se suceden e integran cinco energías diferentes. Totalmente de acuerdo con ellos como ya os he contado otras veces. Y es en esta época en la que manifiesta todo su esplendor la energía Metal, una energía preciosa pero a la vez un poco puñetera a veces (siempre para nuestro mayor bien). La verdad es que yo me muevo muy cómoda con esta energía, uno de los motivos es porque es la mía por nacimiento (dependiendo también de nuestra fecha de nacimiento siempre vamos a tener una de estas cinco energías que prevalecerá sobre las demás en nosotros, aportándonos unos dones y talentos determinados). Pero entiendo que “mueve” cosillas que a veces no queremos que se muevan…

Esta época y esta energía Metal nos llevan a un movimiento de recogimiento interior muy potente, ya que lo que hace es conectarnos de forma muy directa, si lo permitimos, con el Ser que verdaderamente somos, con nuestro verdadero camino y con nuestra verdadera misión de vida, y esto, si lo podemos hacer sin “interferencias” y de forma “limpia”(como cuando sintonizamos una cadena de radio), produce una inmensa alegría interior. ¿Que es complicado con los ritmos de vida que llevamos? Pues sí…¿Que nos van a surgir muchas resistencias internas y externas (éstas últimas son reflejo de las internas)? Pues también…Pero seguimos sin darnos cuenta de que la verdadera fuerza interior, vivir en la alegría de lo cotidiano disfrutando de cada detalle, saborear la vida (con tooodos sus sabores), organizarnos bien y estirar el tiempo como si fuera chicle, todo, depende de la energía Metal y de si podemos conectar realmente con el Ser que somos…
Desde luego siempre va a merecer la pena probarlo, una y mil veces, porque vamos a reconectar con nuestra luz y sabiduría interior (qué tenemos y mucha). También es muy posible que nos volvamos a “desconectar”, pero no pasa nada, nos “reseteamos” un poco y volvemos a resituarnos de nuevo.
Hay muchas circunstancias externas que favorecen mucho que nos dispersemos y por lo tanto que nos “desconectemos”, pero ahí ya está cada uno para tomar consciencia de ello y cambiarlo. A veces 15 minutos de paseo por el campo, ó un ratito de meditación por la mañana, ó un rato que puedas tener cocinando algo que te guste (por ejemplo), son suficientes para darte cuenta de cómo solucionar y poner remedio a eso que sabes que no marcha bien en tí… Cualquier momento en el que tengamos presencia y consciencia nos va a ayudar a ello.

Es cierto que a veces hay que tomar decisiones más drásticas, que te generan muchas inseguridades. Da mucho “susto”, lo sé, pero salir de esa zona de confort para hacer esos cambios siempre merecerá la pena (lo malo conocido nunca será mejor que lo bueno por conocer…). Lee aquí el post anterior sobre nuestra zona de confort https://eltiempodelas7lunas.com/index.php/2021/11/13/nuestra-zona-de-confort-una-autentica-carcel-dorada/

Hay varias cosas que tengo muy claras que nos ayudan mucho a ser el Ser que somos: el sentido del humor, hacer cosas que nos gustan realmente y nos enriquecen el corazón y “rescatar” a nuestro niño interior. He visto tres películas últimamente, todas de Netflix, que me han gustado mucho y veo reflejadas en ellas esto que os digo. Os las dejo por aquí para vuestros días de recogimiento por si os apetece verlas. También enlace a mi último vídeo de YouTube para relajarnos y liberar emociones con la Reflexología.

Si te ha gustado suscríbete al Blog y comparte en redes sociales por aquí debajo. Y vamos a “metalizarnos” un poco con esta energía que eso siempre viene muy bien!

“Los fundamentos del cuidado”
“Mi hermano, mi hermana”
“Hook (El Capitán Garfio)”

Compartir

4 comentarios sobre “SER EL SER QUE SOMOS…

  1. Virginia me agustado mucho este vídeo y esplicando como tenemos qué hacernos los masajes me encanta la palabra

    resetearno te dejo que me están reclamando qué tengás buen descanso ❤️

      • Yo soy energia tierra pero es verdad que me siento cómoda en en esta segunda parte dl otoño, tooodo lo contrario a como me encuentro en su comienzo…
        Cada dos por tres me «reseteo» pq yo me digo: Sara, ya te estás desequilibrando…😅, equilíbrate!!
        Si que da vértigo salir de la zona d confort d esa cotidianidad, pero animo a ello, lo dice una q hace y acepta cosas que le producen inquietud e incertidumbre pero sin embargo cada dia disfruta más de ese proceso y con lo q conlleva lo diferente.
        Un abrazo!!
        » somos de donde podemos ser»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.