CELEBRA LA VIDA…(2a PARTE)

Hola…Volvemos con la segunda parte del post de la semana pasada (leer aquí “Celebra la Vida (1a parte”)) que, como dije, tenía continuación…Y como podréis ver en la foto de portada, este gordete es el regalo de cumpleaños que me faltaba y el motivo de este post…Lo hemos llamado Merlín, como el mago, porque ha llegado a nuestras vidas de una forma tan mágica que no podía llamarse de otra manera…

Mi amor por la naturaleza y los animales viene de siempre, desde muy pequeña, y aunque tuve la suerte de poder tener diferentes animales porque vivíamos en una casa grande con jardín, también pasé por una etapa “oscura” en la que, por varias experiencias vividas con la muerte de varios animales y por varias decisiones mal tomadas (o no?), me alejé del mundo natural y animal durante varios años. Fue mi perra Kenia, que también llegó de una forma muy especial, una de las razones que hizo que me reconciliara con todo esto y con más cosas… Justo ahora hace cuatro años que murió, y fue después cuando me dí cuenta de que ella ya estaba mayor y muy cansada para seguir aquí, pero aún así lo seguía haciendo por mí, porque yo no estaba preparada para que ella se marchara. Porque no sé si sabréis que ellos saben perfectamente cuando pueden irse, y a veces “aguantan” más por nosotros. Y así lo hizo ella…
Sé que para alguien que no haya tenido animales o que no le gusten es difícil de entender lo que voy a decir, pero los que los tenéis lo sabéis, cuando mueren es como si se fuera un miembro de tu familia y en muchos casos dejan un vacío muy grande. Yo tenía tal vínculo con ella que no me quedaron ganas de tener más animales, y además ya no vivo en una casa grande, vivo en un piso con mi pareja y tenía que respetar los “acuerdos de convivencia” entre mi pareja y yo. Así que para mí cualquier animal estaba más que descartado.

Pero el tiempo pasa y a quienes realmente le gustan los animales vuelven a darle las ganas, tarde o temprano, de tener otra vez. Y yo ya desde hace un tiempo pedía por activa y por pasiva al “Universo” un perro en mi vida. Aún sabiendo que no podía ser porque sabía que en mi casa no era posible por el tiempo que yo estoy fuera de casa y porque no quería “saltarme” lo que teníamos hablado mi marido y yo. Pero a veces los sueños y lo que deseas vienen de la forma y con la forma más inesperada…

Así que mi amiga Magdalena quería regalarme algo muy especial este año para mi cumple, luego me dijo q pensaba todo el rato en un perro pero sabía que yo no lo podía tener en mi casa todo el tiempo. Y de repente, el mismo día precisamente que ella me había dicho que si yo quería un perro podía tenerlo en su casa de campo (donde ella vive) , estando las dos juntas, la llamaron para ofrecerle un cachorro de labrador. Sobre la marcha me dijo que si lo quería nos lo quedábamos entre las dos, de cachorro estaría entre su casa y la mía y luego en el campo y también en casa de mis padres, pero compartiendo su crianza y su compañía. Sin pensarlo le dije que sí… Y os diré que las decisiones que he tomado en mi vida sin pensarlas, más impulsivamente, me han llevado por caminos muy positivos.

Así que esta bolita de pelo de casi 3 kilos, mes y medio de vida, con 3/4 partes de labrador y 1/4 de mastín (esta ha sido otra de las sorpresas cuando lo llevamos a la veterinaria, y de momento ganan los genes de mastín), viene haciendo digno honor a su nombre. Viene haciendo magia y dando mucho amor a todos los que ya forman parte de esta peculiar familia que hemos creado y que a mí me encanta. Y agradezco eternamente a Magdalena su regalo y a mi marido su comprensión total en esta nueva aventurilla de la vida por facilitar este deseo.

Es curioso que desde hace pocos meses tenía la fuerte intuición de que pronto llegaría un perro a mi vida, y yo misma me decía que era imposible, pero como dice mi profesora Marianne del Árbol de la Vida, yo estaba esperando, pero sin esperar nada, y por eso este sueño llegó…

De momento Merlín estará con su mamá unas semanas más hasta que tenga unas vacunas que debe de tener para poder estar en cualquier sitio sin riesgo de que le pase nada. Pero gracias a la generosidad de su (primera) dueña, ya lo estamos compartiendo y sólo puedo decir que estoy muy feliz, también asustada por la nueva responsabilidad, pero creo que ha venido en el momento en el que tenía que venir, que viene ya ayudando a sanar muchas cosas de su familia adoptiva y que estamos todos totalmente “in love” de él.

Así que ya os iré contando más cosas sobre esta maternidad especial porque siento que Merlín viene a enseñarme muchas cosas nuevas…

La semana que viene probablemente no habrá post, voy a seguir intentando publicar con la frecuencia semanal pero habrá veces que será cada quince días. Podéis seguirme también por las redes sociales.

Que tengáis buena semana y buena segunda parte de Febrero. Como ya os dije en anteriores post, este Febrero y este 2020 en general, vienen con fuerza y con ganas de que materialicemos nuestros deseos…

Que seáis muy muy felices y como dicen por ahí…Ten mucho cuidado con lo que deseas porque se puede cumplir…

Os prometo que esta foto con este mensaje en el jersey de mi marido no estaba preparada, acabo de darme cuenta ahora mismo de la “sincronicidad” (ya sabéis que siempre digo que las casualidades no existen…). Todo ha sido cosa de Merlín…

Compartir

10 comentarios sobre “CELEBRA LA VIDA…(2a PARTE)

    • Bueno…entre sonrisa y lagrimita decirte lo feliz que me hace verte y oirte sentirte asì.
      » Yo estaba esperando, pero sin esperar nada…» No me puede llegar más…
      Hay tantas formas de maternidad!!!! Todo lo que sea dar y recibir amor incondicional es maravilloso.
      Celebro contigo y Magdalena este momento tan dulce y mágico para vosotras.
      Mi » acompañamiento» en esta labor 😛😊😘😘

      • Pues si Sara…Esperando sin esperar nada me encuentro con una “maternidad” que me encanta, me asusta, me hace plantearme unas cosas y cuestionarme otras, pero sobre todo me hace muy feliz…Muchas gracias!😘😘😘🥰

  1. Atreverme a soñar y confiar en el modo y en el tiempo que ese anhelo del corazón tomará forma es una de los aprendizajes más apasionantes a los que me entrego en el último tiempo de mi vida. Compartir este sueño contigo y vivir la magia que se hace posible desde el inicio con Merlín es un verdadero regalo para mi. Mil gracias por aceptarlo y por compartirlo. Y Bienvenido Merlin, nuestro perro comunitario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.