LA MEDITACIÓN…SUS BENEFICIOS Y CÓMO PRACTICARLA (2a PARTE)

Hola…Seguimos hoy con la continuación del post de la semana pasada sobre la meditación (pincha aquí para ver “La meditación. Sus maravillosos beneficios y cómo practicarla (1a parte)”). Como ya os dije, el tema da para mucho pero intentaré sintetizar todo lo que pueda.

La meditación tiene su origen en religiones orientales como el budismo o el hinduismo pero a mí no me gusta darle ninguna connotación religiosa porque cualquier persona puede realizar esta práctica sea de la religión que sea, creyente o agnóstico. De hecho, se ha descubierto que parece ser que también los celtas practicaban la meditación, por la información que dan restos que han encontrado de esta civilización (y dicho sea de paso, no me extraña porque fueron un gran pueblo, yo soy una enamorada de ellos y de muchas de sus, podríamos decir, costumbres espirituales).

Aunque creo que todo el mundo sabe más o menos qué es la meditación, yo la definiría como una práctica que ayuda al recogimiento interior, a bajar las revoluciones de la mente y su excesivo “ruido”, y a no estar siempre tan “hacia fuera”, porque creo que muchas veces tenemos un exceso de eso mismo.

Los muchos y maravillosos beneficios de esta práctica (los resumimos en el post de la semana pasada) se han ido demostrando en los últimos años. Por ejemplo, el doctor Mario Alonso Puig (me encanta), lo explica muy bien de forma científica y muy sencilla en algunos de sus libros. Por lo tanto, excusas tenemos pocas… Ya que para hacer meditación sólo es necesaria una cosa, tener un poco de los bienes más preciados hoy en día…un poco de tiempo…

Sin embargo es muy curioso porque si conseguimos sacar el hueco diario para poder hacerla, nos iremos dando cuenta como poco a poco y “por arte de magia” nuestro tiempo empieza a funcionar de otra manera. Empezamos a tener más tiempo para más cosas porque lo gestionamos mejor y nosotros estamos mejor. Por eso, y por mi propia experiencia, os animo a que no suprimáis este espacio los días que no tenéis tiempo porque realmente es cuando más la necesitamos, y si no la practicamos o dejamos de hacerlo es cuando la falta de tiempo nos ahoga…

Os cuento que suelo hacer yo…Mi momento preferido para meditar es por la mañana, temprano, antes del trabajo (pero me voy adaptando dependiendo del día). Intento que sean unos 15 o 20 minutos (menos no lo recomiendo). Si puedes adaptarte un sitio especial para ello en casa, y que sea el mismo, estupendo. Mejor hacerlo sentados, con la espalda recta pero que estemos cómodos. Tenemos varias opciones especiales para estar bien, como cojines ó banquitos de meditación (foto de arriba).


Es fundamental que el lugar sea sin ruido y tranquilo. Para empezar podemos ponernos una música relajante (a mí me gusta la que lleva también sonidos de la naturaleza, me relaja más). Más adelante podemos, y debemos saber, hacerlo en silencio pero es cierto que al principio sobre todo, la música te ayuda a relajarte más. Cerramos nuestros ojos y empezamos a hacer respiraciones tranquilas y profundas, cogiendo aire por la nariz y soltándolo más despacito y con más profundidad por la boca. Estamos pendientes y conscientes de nuestra respiración y cuando nos despistemos volvemos a ella, sin “enfadarnos” porque no podemos pretender estar en estado Zen el primer día ni el segundo, todo es práctica. El truco está en que aunque te vengan mil pensamientos del día (que te vendrán, es normal, nos pasa a todos), no te “enganches” a ellos, si te vienen los dejas pasar como va pasando una nube por el cielo, igual. Volvemos a nuestra respiración todas las veces que hagan falta.
Podemos también buscar en internet meditaciones guiadas, sobre todo para relajar el cuerpo. Os pueden ayudar mucho al principio si te gusta la voz y la música de quien lo haga. Yo recomiendo que alternéis ambas cosas, que no sean siempre guiadas, y que tanto si es guiada o no, que la hora tope del día para hacerla sea antes de cenar.
Yo cuando dispongo de más tiempo, en fin de semana sobre todo, me gusta recrearme más y la meditación la hago de media hora ó más, tumbada y me pongo cristales en los chackras. La relajación es total… Pero si no, por lo menos 15 o 20 minutos sentada sí, y si puedo otro pequeño rato en otro momento del día también.
Os dejo por aquí algunas fotos de banquitos de meditación que hace Mónica Carrillo, ella tiene una energía preciosa y es profesora de meditación en Linares (Jaén). Los hace ella misma, muy bonitos y personalizados. Y sus redes sociales por si queréis contactar con ella ó encargarle alguno.

Facebook: Mónica C García

Instagram: @geminisss77

Aunque no es lo mismo, pero para los que os cueste más podéis empezar por paseos meditativos por la naturaleza, en silencio, llevando una respiración tranquila y observando el entorno. Os puedo asegurar que estos paseos también son muy reveladores…
Espero que os ayude y os anime a iniciaros en la meditación ó a retomarla (suele ocurrir que cuando empezamos a hacerla y a estar mejor la dejamos…). Podéis preguntarme lo que queráis en comentarios, siempre os contesto a todos ellos porque me encanta que escribáis. ¿La practicáis o la habéis practicado en algún momento de vuestra vida?

Buena semana y que la Fuerza de la Meditación os acompañe sieeeempre.

¡Hasta la semana que viene!


Podéis suscribiros al blog para saber cuando publico post nuevo ó también verlo por mis redes sociales.

Instagram: @eltiempodelas7lunas.com

Facebook: Virginia Jiménez Talero / El tiempo de las 7 Lunas


Compartir

7 comentarios sobre “LA MEDITACIÓN…SUS BENEFICIOS Y CÓMO PRACTICARLA (2a PARTE)

  1. Hola!! Que envidia me da cuando me dices que meditas.. yo soy incapaz porque no soy capaz de desconectar la mente. Me pasa justo lo que comentas, que me pasan mil pensamientos y no soy capaz de dejarlos pasar…y alguna que otra vez lo he intentado no te creas…
    Así que si consigo cerrar los ojos y no pensar en nada durante cinco minutos para mi ya es un logro, por algo se empieza, no?
    Besos 😘😘😘😘

    • Cualquier cosa q hagamos es buena Mariví. Y de lo q se trata es de bajar las revoluciones de la mente todo lo q podamos, y si la dejamos en calma algunos ratos pues genial. La mente en blanco total es trabajo de monjes budistas toda la vida…Creo q a los occidentales nos cuesta un poco más entrar en estado meditativo…
      Un abrazo grande 🤗

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.